ANTECEDENTES HISTORICOS
El predio Nonguén, también conocido como “el Fiscal”, surgió de la expropiación de 29 predios en 1911, con el propósito de proteger la producción de agua potable para el sector metropolitano colindante, medida que posibilitó la mantención de la cobertura de bosque nativo del sector.

En 1986 el predio es transferido a SENDOS, con iguales fines, el que luego en 1990 es transformado en la Empresa de Servicios Sanitarios del Bío-Bío S. A. (ESSBIO). El 99% del capital de dicha empresa estatal es otorgado a CORFO. Asociado al proceso de privatización que afectaba a ESSBIO a fines de los 90, CODEFF promovió la declaración de Nonguén como Santuario de la Naturaleza, dada la condición de propiedad privada que adquiriría su dominio gestión de gran repercusión pública, apoyo ciudadano e institucional.

En este contexto, el Gobierno Regional se interesó en el predio con el objeto de establecer en él alguna modalidad de gestión regional y con el fin de excluir de la privatización de ESSBIO el predio Nonguén, la CORFO se constituye en su propietario mediante la suscripción de una escritura de Devolución de Capital con Dación en Pago, realizada con ESSBIO en junio del año 2000.

El año 2004 se crea el Consejo Consultivo del Fundo Nonguén buscando proteger su patrimonio natural y generar un espacio para la acción colectiva de las organizaciones sociales e instituciones que tienen interés en su protección. La creación de la Reserva Nacional Nonguén (RNN) se incorpora como proyecto de interés regional en la Estrategia Regional de Desarrollo de la Región del Biobío período 2008-2015.

El 30 de diciembre del año 2009 se constituye como Reserva Nacional, siendo la más joven de la región, e incorpora al SNASPE quedando bajo protección oficial del Estado a cargo de CONAF. Hoy la CONAF está evaluando elevar su categoría a Parque Nacional lo que lo constituiría como el segundo en la región del Biobío.

ANTECEDENTES GENERALES

UBICACIÓN
El “Fundo Nonguén” se ubica en la cabeza de la cuenca del Estero Nonguén, en los 73°00’ de latitud sur y 36°52’ de longitud oeste, es decir, en las derivaciones occidentales de la cordillera de la Costa, al norte del río Biobío. Sus límites están delimitados por la divisoria de las aguas. Esta área limita al norte y al oeste con varios propietarios; al sur, con terrenos de Forestal Biobío y otros, y al este con la misma empresa forestal, junto a Forestal Arauco y otros. Cuenta con una superficie de 2.931 hectáreas, donde 600 son parte de la comuna de Concepción y las sobrantes 2.331 de la comuna de Chiguayante, región del Biobío (EULA – Chile, 2002).

LÍMITES
División político – administrativa: Como se menciona anteriormente, este se ubica en las comunas de Concepción y Chiguayante, por el sur limita con la comuna de Hualqui, teniendo los límites administrativos que se presentan a continuación:

  • Norte: Distrito #6 de la comuna de Chiguayante (Agua Potable) y distritos #25 y #31 de la comuna de Concepción (Larenas y Las Ulloas).
  • Sur: Distrito #2 de la comuna de Hualqui (El Águila).
    Este: Distrito #30 de la Comuna de Concepción (Chaimávida).
    Oeste: Distrito #6 de la comuna de Chiguayante (Agua Potable).

Deslindes actuales:

  • Norte: En 2.500 metros aproximadamente con Fundo San Francisco y otros;
  • Sur: En 3.900 metros aproximadamente con de José y Juan Redolmo y otros;
  • Oriente: En 7.300 metros aproximadamente con de Loyola, Claisac, Opazo, hoy Forestal y Fundo Redolmo y;
  • Poniente: En 12.000 metros aproximadamente con Fundo La Aguada de Lara, Maturana y Fernández, Hernández, Fundo El Salto, de Ferreira, con mismo propietario y Forestal.

ANTECEDENTES LEGALES
Según el estudio jurídico efectuado por EULA – Chile (2002), el propietario vigente del predio es la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), acorde a la escritura de Devolución de Capital con Dación en Pago, ocurrida el 16 de junio del año 2000 ante el notario público titular de la vigésimo novena notaría de Santiago, Raúl Undurraga Lazo, la que está patentada en el Registro de Propiedad del 2000 de fojas 1910 vta. N° 1426 del Conservador de Bienes Raíces de Chiguayante.

Posteriormente, en Diario Oficial de la República de Chile (2010), se decreta lo siguiente:

  1. Créase como Área Silvestre Protegida la ‘‘Reserva Nacional Nonguén’’, ubicada en el predio denominado Fundo Nonguén y camino de acceso, Sector Hoya Hidrográfica del Valle de Nonguén, situada en las comunas de Concepción, Chiguayante y Hualqui, provincia de Concepción, Región del Bío- Bío, inscrito a nombre del Fisco, en mayor cabida, a fojas 634, Nº 288, del Registro de Propiedad de 2009, del Conservador de Bienes Raíces de Chiguayante, singularizado en el Plano Nº 08101-2211 C.R. ‘‘Fisco Plano Afectación Reserva Nacional Fundo Nonguén’’; de una superficie total de 3.036,90 hectáreas (Cuerpo 1-3).
  2. La ‘‘Reserva Nacional Nonguén’’ quedará bajo la tuición, administración y manejo de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), la que deberá, en su oportunidad, proceder a archivar el plano correspondiente (Cuerpo 1-3).
  3. El plano oficial de la Reserva Nacional que se crea mediante el presente decreto quedará archivado en los Ministerios de Bienes Nacionales y de Agricultura y copia del mismo en la Corporación Nacional Forestal (CONAF) (Cuerpo 1-3).

SÍNTESIS MEDIO AMBIENTE

MEDIO FÍSICO

  • Geología: Alto control estructural de cuenca, impactado por las estructuras regiones que delimitan el área, se reflejan en las direcciones principales de la red de drenaje y genera un medio sumamente inestable geológicamente. Sustrato rocoso, tanto del basamento metamórfico como del complejo granítico, presentan fuerte diaclasamiento y degradación de rocas con producción de arcilla, lo que los hace tendientes a generar procesos de deslizamiento y remociones en masa ante un evento de desforestación, intensa ocupación del territorio o por defectuoso trazado de camino en sectores que presentan topografía completa (EULA – Chile, 2002).
  • Geomorfología: Las pendientes que caracterizan el relieve del área, en la mayoría de ocasiones, superiores a los umbrales de estabilidad, así como una densa red de drenaje con quebradas muy inscritas que generan erosión activa, contemplan una vulnerabilidad ante eventos erosivos sobre un grueso manto de roca alterada. Los procesos de erosión lineal, en regueras y cárcavas incipientes se desarrollan actualmente en áreas carente de cobertura vegetal y terrenos que han sido repoblados, pero cuta capa de suelo ya estaba muy deteriorado (EULA – Chile, 2002).
  • Suelos: Suelos del territorio proceden principalmente de la disgregación y la alteración de rocas metamórficas e intrusivas, con un relevante aporte de nutrientes orgánicos debido al desarrollo de bosque nativo, sin embargo, su uso en la actividad forestal está limitado por la alta fragilidad a la erosión. Por lo general, los suelos por su alto contenido de arcillas son poco permeables, lo que favorece la escorrentía superficial y procesos de erosión lineal, por lo que una plantación forestal tratada inadecuadamente puede deteriorar sin capacidad de ser revertido, la calidad del terreno y el sensible equilibrio ambiental en el que se desarrolla (EULA – Chile, 2002).
  • Agua: La Cuenca del Estero Nonguén es una subcuenca del río Andalién, una de las cuencas más importantes de la Región del Bío Bío. La cuenca del estero Nonguén, se ubica entre los 36°49’S y los 36°54’S y los 72° 57’W y los 73° 01’W, con una orientación general de sur a norte, con una longitud aproximada de 17 Km, una superficie de 52,68 Km2 y una altura máxima de 430 m s.n.m. Su curso principal, el estero Nonguén, nace de la confluencia de los esteros Compuy y Manquimávida, alcanzando una longitud de 14,7 Km (EULA-Chile, 2002). Por sus características hidrológicas y la calidad del agua, este sistema fluvial es de alta vulnerabilidad ambiental, por lo cual la mantención de su producción hídrica es muy dependiente de las condiciones y características a que esté sometida la parte alta y media de la cuenca, en especial aquella referida a la cobertura vegetal (EULA-Chile, 2002).
  • Clima: El valle central de la 8va región, según la clasificación de Köeppen, tiene un clima templado cálido con lluvias invernales. La característica más destacada de este tipo de clima, es la existencia de una estación lluviosa y otra seca. Las temperaturas, si bien tienden a bajar por efecto de la latitud, dicha disminución es leve y es concurrente observar sectores con anomalías térmicas por influencia del relieve, enfáticamente por la Cordillera de la Costa. La temperatura media anual bordea los 14°C, mientras las precipitaciones varían por sobre los 735 mm., como promedio anual, aumentando en el sur (EULA – Chile, 2002).

Según la clasificación agroclimática por distritos, el área del Fundo Nonguén se localiza en el distrito 8.2, concerniente a un tipo de clima templado mesotermal inferior estenotérmico mediterráneo subhúmedo (EULA – Chile, 2002).

MEDIO NATURAL

  • Vegetación: La cuenca se ubica dentro de la Región del Bosque Caducifolio, caracterizada por desarrollarse en un clima de tipo mediterráneo y por la predominación de especies deciduas de hoja grande del género Nothofagus. Esta región se representa por la subregión del Bosque Caducifolio del Llano, que abarca el territorio de la Cordillera de la Costa y la Depresión Intermedia, cubierto por bosques de zonas de baja altitud (Gajardo, 1994). Según García (1994), dentro de esta subregión, es posible distinguir la formación del Bosque Caducifolio de Concepción, que ha sido, en términos prácticos, erradicado por plantaciones forestales de pino y eucalipto, no estando representada en ningún área protegida por el Estado. En él se pueden encontrar especies escasas en esta zona, como el raulí, el tineo y la huillipatagua. Además se encuentra el michay de niger, planta arbustiva en Peligro de Extinción y endémica de esta región (CONAF, 2014). En rasgos generales, la vegetación autóctona del fundo contempla a un bosque de roble caracterizado por la presencia, en mayor o menor grado, de especies arbóreas más características del bosque esclerófilo y del bosque laurifolio o valdiviano, como Cryptocarya alba (peumo), Lithrea caustica (litre), Persea lingue (lingue), Gevuina avellana (avellano) y Aextoxicon punctatum (olivillo). Los bosques de fondo de quebrada están dominados por Nothofagus dombeyi (coihue) y en ellos participan especies arbóreas más hidrófilas como Laurelia sempervirens (laurel), Podocarpus saligna (mañio de hojas largas) y Amomyrtus luma (luma). En los bosques en general existe un estrato arbustivo alto de Chusquea quila (quila), que en algunos sectores se torna muy denso, y la presencia de varias especies arbustivas y herbáceas que conforman el sotobosque (García, 2004). Respecto al estado de conservación de la vegetación, entre 1.500 y 2.000 hectáreas del fundo están cubiertas por bosque nativo en estado de conservación bueno a regular, constituyendo el remanente de mayor superficie mejor conservado de bosque caducifolio de Concepción al norte del Río Bío Bío (EULA – Chile, 2002).
  • Fauna: La variedad faunística del Fundo Nonguén, está derechamente vinculada a la diversidad de vegetación con la que cuenta la cuenca. La convivencia de grandes áreas de distintos tipos de matorral junto a varios tipos de bosques, tanto nativos como mixtos, han llevado a desarrollar muchos hábitats que satisfacen las necesidades de la fauna de la región (EULA – Chile, 2002). Actualmente la Reserva Nacional Nonguén cuenta con 106 especies de fauna, dentro de ellos 7 especies de anfibios, 8 de reptiles, 68 de aves y 22 de mamíferos) (CONAMA Biobío, 2010). En la cuenca del Estero Nonguén, según Zuñiga (2014), se encuentran:
    • Macroinvertebrados bentónicos: cincuenta y uno taxa, con un evidente gradiente de biodiversidad de macroinvertebrados bentónicos a lo largo de la cuenca del Estero Nonguén.
    • Fauna íctica: Peces del Estero Nonguén se componen de trece especies, diez de ellas nativas y tres introducidas. Cuatro de las especias nativas están determinadas como en “Peligro de extinción”, siendo tres endémicas de la Región del Biobío.Anfibios: Existen siete clases de anfibios pertenecientes a dos familias. Dos de las nombradas, representan un gran valor taxonómico; Rhinoderma darwinii y R. ruffum o más conocida como ranita de Darwin.
    • Reptiles: Existen siete categorías de especies, de las cuales dos están determinadas como vulnerables, tanto en la región como en el país.
    • Avifauna: Hay un total de sesenta y ocho especies de aves.
    • Micromamíferos: Cuatro especies de mamíferos pequeños, de las cuales dos son nativas (Abrothrix longipillis y Olygorizomis longicaudatus), ambos roedores (ratoncito peludo y ratón colilarga respectivamente).
    • Mesomamíferos: Se detectan dos especies de zorros en la reserva (Pseudalopex culpeus y Pseudalopex griseus) y Pudu puda, zorro culpeo chilla y pudú respectivamente.

SITUACIÓN ACTUAL

  • Escala internacional: Chile central, donde se encuentra el ecosistema bosque templado de transición que se representa en el Fundo Nonguén, ha sido catalogado como un lugar de alta biodiversidad, siendo uno de las 25 áreas con la mayor concentración de especies endémicas del mundo, por lo tanto prioritario para la conservación a nivel global (CONAMA Biobío, 2010, pág. 7).
  • Escala nacional: Entre los ríos Maule y Bío Bío, se establece una zona de transición florística y faunística, en la cual elementos del bosque esclerófilo se mezclan con elementos del bosque templado del sur, siendo el área que concentra mayor diversidad biológica del país. Es una de las zonas de desarrollo silvoagropecuario, industrial y urbano más importante del país, situación que ha generado fragmentación de la vegetación original con la consecuente pérdida de biodiversidad (Ibíd.).
  • Escala regional: La 8va región está catalogada como área crítica para la conservación debido al alto grado de destrucción y degradación del bosque nativo. Sólo el 3,2 % del bosque nativo regional está bajo protección. El bosque nativo se encuentra altamente fragmentado debido a una fuerte expansión de las actividades humanas en el último siglo. Gran parte del bosque nativo subsiste como fragmentos pequeños y aislados insertos en una matriz dominada, principalmente, por terrenos agrícolas y plantaciones forestales (CONAMA Biobío, 2010, pág. 8). Las principales causas de la pérdida y fragmentación del bosque nativo son la actividad agrícola y las plantaciones forestales.
  • Escala local: Un caso crítico lo forma el Bosque Caducifolio de Concepción, que se distribuye en pequeños fragmentos a lo largo de la Cordillera de la Costa. El fragmento más significativo de esta formación, en términos de tamaño, corresponde a un parche de 2.135 kilómetros ubicado en el Fundo Nonguén. En la actualidad, el Fundo Nonguén se encuentra en precarias condiciones, ya que la administración del predio no ha sido entregada a ninguna institución que cuente con los medios económicos y técnicos para su cuidado y preservación (EULA- Chile, 2002). La cuenca del Estero Nonguén es asequible durante todo el año, por su proximidad a las ciudades de Concepción, Penco, Chiguayante, Hualqui y Talcahuano, disponiendo de un óptimo camino de acceso, transitable todo el año y de caminos de acceso en regulares condiciones a las otras ciudades. Esta característica explica las amenazas crecientes que en orden de importancia son: extracción de leña para fines comerciales, incendios forestales de origen antrópico, pastoreo en el ecosistema boscoso, crecimiento urbano, prácticas productivas no sustentables en el área de influencia, caza clandestina, y extracción de valiosos ejemplares de flora y fauna existentes en el predio (Ibíd.).

IMPORTANCIA Y PRESERVACIÓN DE LA RESERVA NONGUÉN

IMPORTANCIA DEL SITIO

Existen diversas líneas argumentales para proteger el bosque de Nonguén, pero las principales son:

  • Existen especies En Peligro (ej.: Rhinoderma rufum) y tiene el potencial para realizar reintroducciones de las mismas en caso necesario.
  • Representa uno de los últimos fragmentos relativamente extensos y continuos de bosque nativo secundario regional de la cordillera de la Costa al norte del río Biobío.
  • Es una cabecera de cuenca productora de agua potable claramente delimitada.
  • Tiene un notable potencial para la educación ambiental, reforzando la conciencia de la relación entre la calidad de agua y la conservación del bosque.
  • Si bien no se han registrado en su interior, constituiría uno de los pocos lugares donde se podrían recuperar poblaciones de varias especies de plantas En Peligro de Extinción, dentro de sus rangos de distribución originales: Gomortega keule, Pitavia punctata, Berberidopsis corallina (CONAMA Biobío, S.A.).

Con fecha 5 de agosto de 1998, el Consejo de Monumentos Nacionales, estimó “pertinente la declaración como Santuario de la Naturaleza del Fundo Valle Nonguén en la VIII Región”, sin embargo, no se firmó el Decreto respectivo (CONAMA Biobío, S.A.).

La Reserva Nonguén cumple objetivos fundamentales, altamente vulnerables sin un continuo monitoreo, se trata del manejo la conservación y protección del recurso suelo y de las especies amenazadas de fauna y flora silvestres, la mantención o mejoramiento de la producción hídrica, y el desarrollo y aplicación de tecnologías de aprovechamiento racional de la flora y la fauna, en su definición técnica.

El fundo Nonguén, como parte de las reservas nacionales chilenas, integra el sistema de áreas silvestres protegidas por el Estado, regulado mediante la Ley 18.362 y administrado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF). No todos saben que allí se protege importantes especies de fauna, entre las que destacan mamíferos como el monito de monte, zorro y pudú; entre los anfibios, destaca la ranita de Darwin; aves como el chuncho, el aguilucho, la lechuza blanca, el rayadito y el chucao, más el último remanente importante del bosque caducifolio de Concepción, que antes cubría la cordillera de la Costa en la Región y que fue remplazado, casi en su totalidad, por cultivos agrícolas y plantaciones forestales (García, 2014).

Esta maravilla natural es la Reserva Nacional Nonguén, pero dada la importancia y fragilidad de las especies que la habitan, hoy las autoridades de la Corporación Nacional Forestal, trabajan en un plan para transformarla en parque nacional de aquí a próximos años. Para transformarse en parque es necesaria la elaboración de un expediente en el que se justifique la necesidad de subir de rango el área, el que debe presentarse al Consejo de Ministros de la Sustentabilidad (García, 2014).

Su preservación ha permitido el crecimiento del pitao y también del michay de Neger, un arbusto de flores amarillas, del que se han contabilizado más de mil ejemplares en la reserva. Además de esos especímenes, Nonguén solo cuenta con una pequeña población en el sector de Punta Lavapié, en la provincia de Arauco.

En total, la flora presente comprende 122 especies, de las cuales sólo 27 son introducidas. El área ha sido víctima de talas, incendios forestales y la invasión de especies vegetales foráneas, por lo que no es un bosque relicto, es decir, con ejemplares que daten de cientos de años como los de más al sur (CONAMA Biobío, S.A.).

Es un bosque de gran valor ecosistémico ya que provee servicios clave para el bienestar de las personas. Es así como el agua potable que consumen en Penco y Lirquén proviene de Nonguén. Justamente, el área fue expropiada en 1903 porque fue declarada de interés estratégico para la producción de agua potable de la ciudad (CONAMA Biobío, S.A.).

Situada en las inmediaciones de la ciudad de Concepción, y según (Bocaz-Torres, Angulo & Parra, 2013), el sector de Nonguén se encuentra expuesto a una fuerte presión ambiental, producto de la urbanización (Pauchard et al., 2006a), fragmentación y degradación por la extracción, tala y sustitución del bosque original por plantaciones forestales (Pauchard et al., 2006b). Reconocer y determinar la diversidad biológica de estas áreas protegidas es fundamental para la conservación de los recursos naturales (Pauchard & Villarroel, 2002), en particular, de especies o taxa que presenten estudios taxonómicos y cuya historia natural, distribución y ecología sea bien conocida (New, 2009).

No sólo la fauna y flora del sitio son distintivos, sino también el mismo estero Nonguén, que, apareciendo en la misma reserva, se forma como una sustancial fuente de agua y que se extiende hacia la ciudad en su escurrimiento, a partir del cauce junto al Campus Concepción de la Universidad del Biobío, desde Nonguén y Collao (Urbanoticias, 2010).

Han pasado cinco años desde su reconocimiento como Reserva Nacional y aún la misma no cuenta con financiamiento necesario para poder implementar las inversiones que permitan recibir a los miles de potenciales visitantes y turistas que hay en la intercomuna del Gran Concepción (Urbanoticias, 2010).