Con el objetivo de restaurar la especie de queule en la zona, el jueves 01 de julio pasado se realizó la actividad de plantación de árboles en terreno de Forestal Arauco en el sector Los Queules en la comuna de Hualqui. A la actividad asistieron distintos representantes de instituciones y organizaciones: Ministerio del Medio Ambiente, CONAF, Forestal Arauco, Los Castaños 14, Huella Verde Hualqui, Municipalidad de Hualqui y la Asociación de Municipios del Territorio Nonguén. 

La organización de la actividad estuvo a cargo del Ministerio del Medio Ambiente a través del Proyecto GEF: Conservación de Especies Amenazadas. Ésta es una iniciativa que tiene como objetivo realizar acciones de conservación y protección de cuatro especies amenazadas de flora y fauna nativa: el Picaflor de Arica (Región de Arica y Parinacota), en Peligro Crítico de extinción, el Huemul, Queule y Zorro de Darwin en condición de En Peligro, desde las regiones de Maule hasta la Araucanía. 

¿Por qué surge esta iniciativa? 

Durante mucho tiempo, se han realizado prácticas productivas no sostenibles en los ecosistemas donde habitan estas especies, causando daños severos a la biodiversidad de aquellos territorios, generando un impacto negativo tan grande que ha llevado a las especies a un estado de peligro. 

El queule es un árbol siempreverde, endémico de la Cordillera de la Costa en el territorio de Chile Central. La especie es naturalmente escasa y actualmente se observa una disminución en su población. Las principales amenazas que ponen en riesgo su conservación y proliferación son los incendios forestales, la degradación del suelo, la disminución de precipitaciones, al ser una especie que requiere de un hábitat húmedo, y la explotación excesiva del fruto. Además, otro de los factores que dificulta el aumento de su población es el proceso complejo de reproducción y germinación de la semilla.

El proceso de plantación de queules se realizó en un terreno dentro de un predio de Forestal Arauco, cercano a un bosque con presencia de ejemplares antiguos, donde se adaptaron seis fajas de tierra en las cuales se emplazaron plantas de queule y cuatro especies más de árboles nativos distintos que rodean al núcleo, con el objetivo de acondicionar los árboles para un crecimiento adecuado. El procedimiento se realizó de manera cooperativa y colaborativa entre distintos representantes voluntarios de las instituciones anteriormente mencionadas.

Extensionista Queule

Pablo Azúa

La actividad liderada por Pablo Azúa, profesional extensionista del Queule en la Región del Bío Bío, sumó la colaboración de la Empresa Arauco, la cual, además de ser la propietaria de los terrenos donde se plantaron los ejemplares, actualmente monitorea la presencia de diversas especies nativas con el propósito de elaborar Planes de Recuperación, Conservación y Gestión de Especies (Plan RECOGE), así como también desarrollar acciones de gestión en áreas donde hay presencia de especies amenazadas.

La Municipalidad de Hualqui contó con la presencia del equipo de Medio Ambiente y Turismo, junto con la asistencia del Alcalde Jorge Constanzo, quien destacó la importancia de realizar acciones de este tipo, enfatizando la importante labor del Municipio en la protección de la biodiversidad del territorio de la comuna.

También asistieron personas de CONAF del departamento de áreas silvestres protegidas, institución que participa también en el Plan RECOGE, realizando monitoreos, creación de áreas protegidas y producción de individuos de queule para restauración.  

Relevante fue la participación de integrantes de la agrupación ambiental Huella Verde Hualqui, quienes planificaron la metodología de distribución de las plantas de queule con cuatro especies más de árboles nativos. Esta agrupación corresponde a un colectivo social y cultural que trabaja por la preservación de la biodiversidad de los ecosistemas de la comuna de Hualqui, y ha estado desarrollando una importante labor en la preservación del queule.